Meredith Gardner junto a varias criptoanalistas

El contraespionaje a través de documentos: el proyecto VENONA


VENONA
fue el nombre en clave del proyecto secreto que llevaron a cabo las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido durante buena parte de la Segunda Guerra Mundial y la época de la llamada Guerra Fría, para desencriptar y explotar las comunicaciones soviéticas interceptadas entre la Unión Soviética y sus delegaciones diplomáticas en Occidente, trabajando codo con codo con el FBI para descubrir y capturar a espías y agentes del KGB. Por ejemplo, sus descubrimientos fueron esenciales para procesar y ejecutar, entre otros, a Ethel y Julius Rosenberg.

Para ello se contó con un pequeño grupo de jóvenes analistas -entre los que se encontraban matemáticos como Richard A. Leibler, lingüistas como Meredith Gardner…-, de los que buena parte eran mujeres. De hecho fue a la joven Gene Grabeel a quien se encargó en principio de organizar y analizar los primeros cientos de mensajes diplomáticos soviéticos interceptados, dándose inicio así al proyecto.

Desde 1995 se han desclasificado y puesto a disposición del público unos 3.000 documentos fruto del proyecto VENONA, que se corresponden con otras tantas comunicaciones “secretas”, y que pueden consultarse a través del sitio web de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) junto con otros documentos no menos interesantes (como, por ejemplo, los referidos a OVNIS o a la crisis de los misiles cubana).  Vale la pena echar un rato hojeando los resultados del que se considera uno de los más importantes exitos de la inteligencia estadounidense, en palabras de William P. Crowell, antiguo director de la NSA.

A mí me ha llamado la atención, por ejemplo, encontrar varios documentos de 1944 referidos al pintor español José María Sancha Padrós (1908-1994), al que se califica de agente del KGB en México con nombre clave “Rembrandt” (véase en los siguientes pdf referidos al 4 de abril, 10 de septiembre y 6 de diciembre de ese año). No he encontrado en la Red ninguna biografía de Sancha Padrós -aparte de la de la Fundación Mapfre con la que enlazo-, aunque sí bastantes referencias e imágenes de algunas de sus obras, incluido un cartel de la Guerra Civil que realizó para Socorro Rojo Internacional.

Seguramente otro día volveré a echar un vistazo buscando algún personaje o historia interesante. Y así desconecto un poco de lo electrónico, que me tiene algo liado en las últimas semanas.

Anuncios

Footnote: un instrumento de descripción 2.0 pay per view

Ayer, María José Aldaz publicaba lo siguiente:

FootnoteDigitalización de los Archivos Nacionales.
El archivero de los Estados Unidos, Allen Weinstein, y Footnote, Inc. han anunciado un acuerdo para la digitalización de expedientes seleccionados de los Archivos Nacionales. Los 4.5 millones de páginas digitales empiezan a estar disponibles en Footnote. El acuerdo comprende gran parte de los materiales que actualmente se encuentran en microfilm y permitirá a los investigadores y al público en general tener acceso a millones de imágenes.

Hoy, en eCuaderno comentan la misma noticia, señalando dos aspectos que me han llamado la atención:

  • Por un lado, las prestaciones de web social de este servicio :)

– View and enlarge documents to discover hidden clues
– Print documents to read later or add to your scrapbooks
– Save documents to your Footnote Gallery
– Share any document you find
– Add People, Places, Dates & Text within any document, which then become searchable
– Upload any image from your computer that you want to share with others

  • Por otro, que es de pago :(

La suscripción anual All-Access cuesta 99,99 U$, la mensual 9,99 U$ y la compra de imágenes individuales 1,99 U$.

¡Prestaciones sociales a precios populares! Esto del mercadeo con el patrimonio documental a propósito de acuerdos de digitalización parece que se está poniendo de moda. Y el tema es algo peliagudo. ¿Qué es preferible, tener los documentos en los depósitos de nuestros archivos a la espera de que algún investigador se acerque por allí, o llegar a acuerdos de este tipo y que los ciudadanos se beneficien (previo paso por taquilla) de iniciativas como ésta? Seguramente a un investigador que resida en una localidad distinta a la del archivo le saldría mucho más barato. Y si cuenta con el valor añadido de prestaciones como las de Footnote, mejor que mejor.

Esperemos que los nuevos proyectos que llegan -léase PARES (Portal de Archivos Españoles)- tomen nota de las nuevas tendencias y podamos empezar a ver en España instrumentos de descripción 2.0. Y gratis, por favor.

Una última cosa: dadas las características que tienen los documentos de archivo en comparación con otros tipos de documentos, así como el diferente tipo de información que contienen, ¿hasta que punto puede ser útiles para la recuperación de la información los sistemas de etiquetado social? Supongo que haría falta algo más… ¿descripción archivística + web semántica? Bueno, poco a poco. Hay mucho camino que recorrer.

Technorati Tags:, ,

Sigue leyendo