Dos libros imprescindibles para opositores

Portada del Manual d'Arxivística i gestió documentalY no solo para opositores, pero es lo que me ha venido a la cabeza tras comenzar a leerlos. El primero es el Manual d’arxivística i gestió documental (Barcelona: AAC, 2009) editado por la Associació d’Arxivers de Catalunya. Se trata de una obra colectiva coordinada por Emília Capell y Mariona Corominas que recoge buena parte de los contenidos de Archivística que suelen exigirse en las pruebas selectivas a puestos de archivero/a -de ahí la recomendación-, bastante actualizados, bien estructurados y redactados por reputados profesionales catalanes.

Aún no he terminado de leerlo -es una obra de referencia, no tengo intención de leerlo del tirón, aunque ya han caído unos cuantos capítulos-, pero puedo destacar lo siguiente:

  • El primer capítulo (Fonaments teòrics), que gira en torno a la Archivística, sus principios fundamentales y los conceptos de archivo y documento, me ha parecido bastante correcto para una obra como ésta. Y ahora viene el pero: lo he encontrado un tanto clásico (no se si es ésta la palabra adecuada) -estructura y contenidos son similares a los de otros manuales, no se adentra en terrenos resbaladizos y su bibliografía, de hecho, apenas incluye obras de los últimos diez años-. No obstante, entiendo que es lo que toca en un manual, y más siendo el primer capítulo. Además, resume muy bien y de forma fácilmente comprensible las bases del meollo archivístico. Algo que también podría decirse de otros capítulos, como el cuatro (Tècniques de tractament documental), una excelente síntesis sobre el tratamiento archivístico.
  • Me ha gustado especialmente el capítulo quinto (El sistema de gestió de documents). Y a lo mejor parece una bobada, pero destacaría las páginas dedicadas al cuadro de clasificación, muy recomendable para que los archiveros no quebequeses ni catalanes y poco acostumbrados a la codificación alfanumérica nos acerquemos a la clasificación uniforme de documentos.
  • En ese capítulo me he quedado. Me falta medio libro, más o menos. Seguro -por cuestiones laborales es lo que toca- que leo el noveno (Arxius, ciutadania i accés a la documentació), escrito por Josep Matas, quien ya habló del Manual en su blog. Además, me interesan los capítulos 6 y 7, dedicados, respectivamente, a La gestió dels documents electrònics y a La gestió informatitzada d’un servei d’arxiu. Lo cual está muy bien porque a veces tengo la sensación de que se confunde lo primero con lo segundo. Y el décimo (Els arxius i la comunicació), del que echo de menos tras repasar el sumario y hojearlo un poco, que dedique más espacio a la referencia archivística -algo bastante habitual, por otra parte, en nuestra bibliografía profesional-.

Portada de Los archivos provincialesEl otro libro es Los archivos provinciales. Qué son y cómo se tratan (Gijón: Trea, 2009), de Ángel Laso Ballesteros. Un nuevo ejemplo de la importantísima labor que viene haciendo Trea al panorama archivístico hispanoparlante, sobre todo desde el lanzamiento de la colección Archivos Siglo XXI que precisamente dirige Joan Boadas, autor de la introducción del Manual de la AAC.

Esta obra, dedicada a los Archivos Históricos Provinciales españoles, consta de dos partes, una primera en la que el autor hace una revisión crítica de la historia y las perspectivas de futuro de estos centros; y una segunda, de carácter más práctico, en la que repasa los principales fondos documentales de estos archivos, dando cuenta de los AHPs en que se encuentra cada uno de ellos (con mención en algunos casos de fechas extremas y volumen) y ofreciendo una breve historia institucional de sus productores. Fundamental para aquellos/as que estén preparando los temas de Fuentes e Historia de las instituciones, pero también para referencistas [nota: el que no se utilice apenas este término en el ámbito archivístico es sintomático -al igual que lo que comentaba antes de la bibliografía- de la poca importancia que se le da generalmente a este servicio]. Lástima que no tenga índices, algo fundamental -desde mi punto de vista- en una obra de referencia como ésta, que puede ser una utilísima herramienta de trabajo y estudio.

En definitiva: dos obras que vale la pena tener en nuestra biblioteca particular, y  que recomiendo especialmente a aquellas personas que me piden bibliografía para preparar oposiciones. ¡Feliz año nuevo y feliz lectura!

¿Están de moda los AHP?

Coincidiendo con la celebración del 75 Aniversario de su creación (Decreto de 12 de noviembre de 1931), parece que los medios de comunicación han puesto la vista en los Archivos Históricos Provinciales, al menos en los últimos días. Hay noticias buenas y noticias malas, pero el hecho es que ahí están (que no es poco). Así que a navegar toca:

Archivo Histórico de Protocolos de Orihuela. La falta de personal especializado pone en peligro fondos del Archivo Histórico (Terra Actualidad, 3-12-2006)

Archivo Histórico de Asturias. La cárcel está vacía: La demolición del interior de la futura sede del archivo provincial ha terminado y ya se trabaja en la cimentación y en la consolidación de la estructura (La Nueva España, 3-12-2006)

Archivo Histórico Provincial de Toledo. El Archivo Provincial indaga dentro de sus entrañas [¡ojo con el titular!] (ABC Toledo, 3-12-2006)

Archivo Histórico Provincial de Zamora. Una exposición que recrea los 400 años de historia del Principal de Zamora (La Opinión de Zamora, 5-12-2006)

Lo que nos cuesta la construcción del edificio del AHP de Cantabria

Puede que caiga en el localismo, pero no puedo sino hacer eco de la noticia que escuché el viernes en la radio y ayer sábado leíamos en El Diario Montañés (18 de noviembre de 2006):

Nueva modificación presupuestaria de 4,5 millones en las obras del Archivo Histórico
Con este segunda ampliación «para evitar chapuzas», el coste final de la remodelación del antiguo edificio de Tabacalera ascenderá a 24,1millones
REDACCIÓN/SANTANDER

El Consejo de Ministros aprobó ayer, a propuesta de la ministra de Cultura, Carmen Calvo, una segunda modificación del contrato de la construcción del Archivo Histórico Provincial y Regional y la Biblioteca Pública del Estado en Santander, por un importe de 4,5 millones de euros, distribuidos en las anualidades de 2006 (2.000.0000 euros), y 2007 (2.534.081 euros). De este modo, el presupuesto final de las obras alcanzará los 24,1 millones de euros. Las incidencias surgidas durante las obras que se efectúan en el antiguo edificio de Tabacalera, en Santander, «han obligado a realizar esta nueva modificación», según afirmó el delegado el Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez.

Las obras de construcción del nuevo Archivo Histórico y Biblioteca Pública del Estado fueron adjudicadas el 21 de marzo de 2002, por un importe de 16.362.059,96 euros. Dos años después, el Ministerio de Cultura del nuevo Gobierno se vio obligado a realizar un primer modificado de las obras por importe de 3,3 millones de euros «para corregir las deficiencias contenidas en el proyecto original», indicó Ibáñez, «y garantizar que el resultado final de las obras sea de la calidad».

Según explicó el delegado del Gobierno, ha sido necesario realizar una reformulación del proyecto original «ante el pésimo camino que llevaba el proyecto del nuevo Archivo y Biblioteca Pública desde su planteamiento inicial. Se descubrieron errores y fallos graves en el proyecto original que hacían inviable la ejecución de determinadas partes de la obra».

Ibáñez indica que si Cultura, hubiera optado por continuar con el proyecto original, a estas alturas la obra ya estaría terminada, «pero decidió solventar todas las carencia haciendo un importante esfuerzo presupuestario. Lo que ha hecho el Gobierno con estos modificados es poner de manifiesto su responsabilidad para evitar chapuza.

Yo alucino con lo de “ante el pésimo camino que llevaba el proyecto”… ¡Pero sí empezó en el 2002! ¿No podían haberse dado cuenta antes? Por cierto, el edificio en cuestión tiene previsto albergar el AHP de Cantabria, la Biblioteca Pública del Estado / Biblioteca Central de Cantabria y (supongo) el Archivo General de la Comunidad Autónoma (todavía pendiente de creación).

En fín, una nueva muestra de la pésima gestión que de nuestro dinero realizan los poderes públicos; y otra más, de la nula consideración que tienen nuestros gobernantes sobre el patrimonio documental (no sólo el histórico, tambien el que tiene vigencia administrativa y es garante de los derechos de los ciudadanos y ciudadanas).

Technorati Tags: ,