Reading Archiblogs

Richard J. FoxHe de reconocer que no he leído (todavía) nada de Richard J. Cox, profesor de archivística y catedrático de la School of Information Sciences de la Universidad de Pittsburgh. Y eso que tengo donde elegir, como he podido comprobar en la base de datos bibliográfica del CIDA. Pero, o bien no he tenido la necesidad de leer ninguno de sus escritos, o no han caído en mis manos. O, sencillamente, no me ha apetecido.

Pero de un tiempo a esta parte se ha convertido en una especie de espinita que tengo clavada. De asignatura pendiente, vamos. Y todo porque las entradas de su blog, Reading Archives, no hacen más que acumularse (sin leer, todo hay que decirlo) en la bandeja de mi agregador. La verdad es que es un blog bastante peculiar, teniendo en cuenta su temática; como dice el propio Cox:

Con este blog pienso ofrecer, tan regularmente como sea posible, observaciones críticas sobre la literatura escolar y popular, analizando la naturaleza de los archivos o contribuyendo a nuestra comprensión de los archivos en la sociedad. No estoy planeando comentar los manuales básicos de la práctica [archivística], las guías técnicas o los informes sobre buenas prácticas…

[la traducción es mía, así que perdón por los desperfectos]

Como decía arriba, apenas he leído alguna que otra entrada. Más bien he echado un vistazo a aquellas que trataban de algún libro con título (o portada, lo reconozco) llamativo: uno sobre los expolios de obras de arte; una obra colectiva sobre preservación digital; otro libro le lleva a escribir sobre la relación entre la arquelogía y el mundo de los archivos; y hace la enésima reflexión sobre la imagen de los/as archiveros/as, centrada en este caso en la literatura, por citar algunas de sus últimas entradas.

Gracias a este blog me he preocupado por buscar las obras del Richard J. Cox. He encontrado algún artículo que parece interesante y que presumiblemente leeré (el primero de ellos creo que será “La valoración como un acto de memoria” -ver resumen-, publicado en el número 6 de Tábula, dedicado a “El refinado arte de la destrucción: la selección de documentos. Actas del III Congreso de Archivos de Castilla y León”). ¿Acaso alguien dudaba de la utilidad de los blogs?

¿Y si en lugar de un autor, de una persona, se tratase de una institución? ¿Aumentaría la visibilidad de un archivo si contase con un blog? Seguramente sí, tanto para el público externo, como en el seno de su propia organización. Naturalmente, tiene que ser un blog con una cierta calidad y actualizado con bastante periodicidad (por ejemplo, voy a leer algo de Cox -independientemente de su calidad científica- y casi no me acuerdo de Michel Roberge, cuyo blog hace tiempo que está parado); y eso lleva tiempo. Por probar que no quede.

Actualización (19 de enero de 2007): parece que el blog de Michel Roberge vuelve a funcionar, así que rectifico lo dicho… en parte: una periodicidad más o menos estable es necesaria, ¿no?

Un último detalle: puede que uno de los libros que me auto-regale estas Navidades sea alguno de los reseñados por Richad J. Cox en su blog.

¿No deberíamos hacer más hincapié en los blogs cuando hablamos de difusión, o incluso de marketing en los archivos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s