Archive for the 'Patrimonio documental' Category

Aplicación de la macarrovaloración en el INAP, vista por la AGPD

En diciembre de 2004, la Agencia Española de Protección de Datos publicó unas Recomendaciones al Instituto Nacional de Administración Pública como resultado de una inspección de oficio, que pueden verse a través de su sitio web (pdf). Aunque las recomendaciones propiamente dichas apenas tratan el tema, las conclusiones de la inspección incluyen un apartado (5.8) referido a su Archivo y al tratamiento archivístico de los documentos producidos por este organismo que reproduzco íntegramente porque no tiene desperdicio (la cursiva es mía).

5.8. Conservación de la documentación.

En los Servicios Centrales del I.N.A.P. se dispone de un Archivo Central en el que se custodia la documentación utilizada en la gestión de las actividades formativas incluida la correspondiente a los procesos y cursos selectivos. Dicho archivo ha sido creado hace unos doce años y contiene documentación desde el año 1944 procedente del desaparecido Instituto de Estudios de Administración Local.

La documentación que se custodia en el Archivo Central incluye entre otros aspectos, solicitudes, relaciones de participantes, nombramientos y evaluaciones de profesores, partes de firma, exámenes, trabajos, libros de registro de diplomas, fichas de opositores y actas de tribunales. Algunos Centros, con carácter previo a la remisión de la documentación al Archivo Central, realizan un expurgo de la misma y destruyen la que consideran que no es necesario conservar.

El I.N.A.P. no dispone de unas normas para determinar la documentación que se debe conservar ni del procedimiento a seguir para la destrucción de los documentos que contengan datos de carácter personal y que tengan que ser desechados.

Una empresa privada retira la documentación, que previamente ha sido depositada en cajas, de las instalaciones del Instituto para proceder a su destrucción emitiendo el correspondiente certificado. Entre el Instituto y la citada compañía no se ha formalizado un contrato que regule esta prestación de servicios.

Sobre estas custiones, la Agencia recomienda únicamente  “delimitar […] los procedimientos a seguir respecto a la documentación que deba ser desechada” y que el contrato -que sí debía existir, a pesar de lo que parece desprenderse de la última frase- cumpla los requisitos exigidos por la LOPD.

Este pequeño texto da para mucho, pero no creo que este sea el medio adecuado (ni yo la persona apropiada) para tratarlo. No obstante, no me resisto a anotar algunos pensamientos:

  • Lección de braquigrafía: AEPD (o AGPD) son las siglas de la Agencia Española de Protección de Datos, en ningún momento Agencia Española de Protección de Documentos (¿Agencia Española que Pasa de los Documentos?)
  • Consejos vendo, que para mí no tengo: ¿cuántos cursos se habrán impartido en el INAP a lo largo de todos sus años de existencia sobre gestión de archivos de oficina, tratamiento archivístico, protección del patrimonio histórico…?
  • Frente a la macrovaloración… ¡macarrovaloración!: dícese de la teoría sobre los procesos de valoración archivística que propugna una metodología macarrónica basada en criterios subjetivos oculares (a ojo) para eliminar grandes cantidades de documentos (a bulto) de forma no controlada (a sobaquillo).

Y es que… mejor tomárselo con humor.

El contraespionaje a través de documentos: el proyecto VENONA

M. Gardner y un equipo de criptoanalistasVENONA fue el nombre en clave del proyecto secreto que llevaron a cabo las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido durante buena parte de la Segunda Guerra Mundial y la época de la llamada Guerra Fría, para desencriptar y explotar las comunicaciones soviéticas interceptadas entre la Unión Soviética y sus delegaciones diplomáticas en Occidente, trabajando codo con codo con el FBI para descubrir y capturar a espías y agentes del KGB. Por ejemplo, sus descubrimientos fueron esenciales para procesar y ejecutar, entre otros, a Ethel y Julius Rosenberg.

Para ello se contó con un pequeño grupo de jóvenes analistas -entre los que se encontraban matemáticos como Richard A. Leibler, lingüistas como Meredith Gardner…-, de los que buena parte eran mujeres. De hecho fue a la joven Gene Grabeel a quien se encargó en principio de organizar y analizar los primeros cientos de mensajes diplomáticos soviéticos interceptados, dándose inicio así al proyecto.

Desde 1995 se han desclasificado y puesto a disposición del público unos 3.000 documentos fruto del proyecto VENONA, que se corresponden con otras tantas comunicaciones “secretas”, y que pueden consultarse a través del sitio web de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) junto con otros documentos no menos interesantes (como, por ejemplo, los referidos a OVNIS o a la crisis de los misiles cubana).  Vale la pena echar un rato hojeando los resultados del que se considera uno de los más importantes exitos de la inteligencia estadounidense, en palabras de William P. Crowell, antiguo director de la NSA.

A mí me ha llamado la atención, por ejemplo, encontrar varios documentos de 1944 referidos al pintor español José María Sancha Padrós (1908-1994), al que se califica de agente del KGB en México con nombre clave “Rembrandt” (véase en los siguientes pdf referidos al 4 de abril, 10 de septiembre y 6 de diciembre de ese año). No he encontrado en la Red ninguna biografía de Sancha Padrós -aparte de la de la Fundación Mapfre con la que enlazo-, aunque sí bastantes referencias e imágenes de algunas de sus obras, incluido un cartel de la Guerra Civil que realizó para Socorro Rojo Internacional.

Seguramente otro día volveré a echar un vistazo buscando algún personaje o historia interesante. Y así desconecto un poco de lo electrónico, que me tiene algo liado en las últimas semanas.

MayDay: planificación y prevención de desastres

A través de Spellbound Blog me he enterado de que con ocasión del MayDay 2008, la SAA ha publicado en su sitio web una lista comentada de recursos sobre planificación y prevención de desastres disponibles en la Red.

MayDay es una iniciativa que se celebra cada primer día de mayo desde el año 2006, originalmente impulsada por la SAA con el objetivo de sensibilizar a los archivos para que adopten medidas para la prevención y planificación de desastres, tras haberse comprobado las nefastas consecuencias que tuvo la temporada de huracanes en el Atlántico de 2005 (Katrina, Wilma, Rita). MayDay ha traspasado las paredes del archivo y ampliado su campo de acción al resto de las llamadas “instituciones de la memoria” (bibliotecas, museos, etc.) a través de Heritage Preservation (Instituto Nacional para la Conservación estadounidense) y el Heritage Emergency National Task Force. Una estupenda iniciativa y, sin duda, necesaria, que esperemos se adopte en otros países.

Continuar leyendo ‘MayDay: planificación y prevención de desastres’

Un sitio web del NARA, nominado en los premios Webby

Todavía no ha tenido mucho eco en la archiblogosfera, pero me parece que es una estupenda noticia que vale la pena difundir: por primera vez, entre los nominados a los Premios Webby, considerados los Óscar de Internet, se encuentra un sitio de una institución archivística.

Se trata de Digital Vaults, una magnífica y -sobre todo- diferente exposición virtual, de una selección de más de 1.000 documentos de archivo, que ha sido nominada como mejor sitio web del año 2008 en la categoría de instituciones culturales.

The Digital Vaults, an online interactive exhibit for the National Archives Experience, was launched in February, 2008. (…) This new site uses visual records such as documents, photographs, and popular media, and illustrates how these materials can come together in unexpected ways to tell the story of our country.

Una forma genial de acercar a los ciudadanos a los archivos y al patrimonio documental que, gracias a esta nominación, tendrá una difusión inusitada. Lástima que no todas las instituciones archivísticas cuenten con los mismos recursos que el NARA…

Más información:

Los senderos de la nostalgia

“Los senderos de la nostalgia” es el título del documental que emitió ayer La 2 en su espacio Crónicas. Para los que no pudieron verlo (yo lo pillé empezado), el documental trataba sobre la memoria histórica de los descendientes de los hispanomusulmanes que se refugiaron en el actual Marruecos (Chauen, Tetuán), unos por la guerra de Granada, otros tras la expulsión de los moriscos a principios del XVII. Memoria plagada de nostalgia y reflejada en las costumbres, en la música, en los apellidos… y, especialmente, en unos archivos personales y familiares que se han encargado de mantener con celo.

Imagen del documental "Los senderos de la nostalgia" (TVE)

Los que no hayáis podido verlo, todavía estáis a tiempo a través del Canal 24 horas (TDT) y el Canal Internacional de TVE (satélite). Merece la pena.

Respuesta a una columna publicada en El Diario Montañés

Esta anotación recoge el comentario que he realizado en la versión electrónica de El Diario Montañés, a la columna titulada ¿Un dineral para cuatro marginales?, escrita por la periodista Violeta Santiago y referida al recién construido edificio que albergará la Biblioteca Central, el AHP y el Archivo de la Comunidad Autónoma de Cantabria, cuestión que vengo tratando en las últimas semanas (I y II).

Sra. Santiago: en primer lugar, ese “pedazo de edificio” servirá para custodiar, en condiciones que garanticen su permanencia, un importante volumen de colecciones bibliográficas y fondos de archivo que actualmente no cuentan con condiciones dignas para su conservación. Una vez organizado y descrito, podrá ser digitalizado y puesto a disposición de esa “cantidad de personas que viven [sic] en lo virtual y de espaldas al inmensísimo placer de la lectura”, mientras los “cuatro seres marginales” podrán acudir a esa “instalación superlativa” para obtener un servicio presencial de calidad. Por todo ello, considero que el gasto (de todos los/as españoles/as, no solo de los/as cántabros/as) está más que justificado -otra cosa es cómo se ha gestionado-.

Por otro lado, en lugar de centrarse tan exclusivamente en los pobres ciudadanos y ciudadanas “de tacón alto” y “enganchadas a los cybercafés”, podría haber hecho extensivo su “rapapolvos” a los periodistas y medios de comunicación que apenas han llamado la atención sobre la situación de las bibliotecas y -mucho menos- los archivos en nuestra Comunidad Autónoma.

Por último, y centrándome en el caso de los archivos, me da la impresión de que usted -al igual que muchos de sus compañeros- no suele buscar sus fuentes en los archivos administrativos del Gobierno de Cantabria… ya que se habría dado cuenta de que prácticamente no existen. Sin embargo, se limitan a informar en muchas ocasiones a partir de las notas de prensa que difunde… por vía telemática. Muy acorde con los tiempos, ¿no?


Páginas

Últimos favoritos (del.icio.us)

Redifusión (RSS)

Licencia


Los contenidos de este blog se difunden bajo una licencia Creative Commons

Creative Commons License

IBSN: 61-238-57-889

website statistics


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores